sábado, 2 de febrero de 2013

Grosspal

La empresa Elio Agustín Grosso S.A. inició sus actividades a mediados de la década del 40 orientándose a la comercialización de implementos agrícolas y evolucionando lentamente hacia la creación de una pequeña planta fabril en la localidad de Las Varillas, situada a unos 200 km de la capital de Córdoba. En 1978, la empresa empleaba a 90 operarios y tenía una producción mensual de unos 120/140 implementos agrícolas. Es en ese momento que se decide incorporar a la producción una rama automotriz a través de un camión liviano. El proyecto es encargado a la División Ingenios de Renault Argentina que prestaba servicios a empresas. Nace así el anteproyecto del camión Grosspal, a partir del cual, los técnicos de la empresa desarrollan el primer prototipo y poco tiempo después se inicia la producción de las primeras unidades, siendo que para el año 1980 Grosspal comienza la comercializacion que transformaría la historia de la empresa, un camión utilitario con capacidad para 4500 Kg. vendiendo más de 4000 unidades. La buena aceptación de de los productos, obligó a la empresa a aumentar el número de operarios de los 90 iniciales en 1982 a 250 en 1986, en ese momento desde el complejo industrial de 8.000 m2 se podían producir unas 150 unidades mensuales.
Intentando diversificarse hacia otros segmentos, como el de camiones medianos, ve la luz en 1984 el GG-880, producido para la multinacional Coca-Cola, redondeando 14 unidades producidas.
La producción abastecía también el mercado externo. En 1985 se firma con la empresa boliviana Enauto un convenio para el ensamblaje en Bolivia de camiones Grosspal. Este acuerdo, formalizado dentro del marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), tenía una duración de dos años, con renovación automática, y contemplaba el envío de 1.000 unidades, a razón de 40 mensuales, desarmadas en grandes conjuntos mediante los sistemas SKD y CKD. En cuanto a los propulsores, se utilizaba el motor naftero Ford I-6 300 importado de EE.UU. También se firmaron acuerdos para el montaje de los Grosspal en Uruguay.
Un año después (1986) presenta el B-35, un modelo de minibus el cual no tuvo mayor continuidad.
En 1994 la empresa es vendida, adquiriendo todos los activos la firma Vialcam S.A., firma que con su nueva visión de negocios incrementa la cantidad de productos que comercializa la marca, afianzándose en el mercado como una de las empresas líderes en la producción y venta de máquinas agrícolas, viales y municipales. La fabricación de los camiones continuó hasta 1998 donde se pone fin a la producción automotriz reconvirtiendo el negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada